post thumb De forma presencial o virtual, estos cursos dan un plus a tu perfil académico y laboral.

Aprovecha los cursos de educación continuada

La educación continuada, también conocida como educación continua, abarca todos los cursos incluidos en la educación no formal, es decir, formaciones diferentes a pregrado, especialización, maestría o doctorado.

De acuerdo con Camilo Muñoz Restrepo, director de Educación Continua del Instituto Forum de la Universidad de La Sabana, “lo bueno de los cursos de educación continua es que están dirigidos a cualquier persona que quiera actualizarse en temas pertinentes a su área disciplinar. No necesariamente tienes que estar graduado, de hecho, no es necesario que tengas un nivel profesional para tomar uno de estos cursos”.

¿Qué tipo de cursos puedes tomar?

La oferta es muy amplia. Tanto en instituciones educativas como en internet puedes encontrar cursos para diferentes disciplinas. Unos te servirán para tu vida laboral y otros para crecimiento personal.

“La educación continua permite una flexibilidad muy grande para todos los temas. El fuerte obviamente está más que todo centrado en temas laborales, pero también hay cursos de historia, pintura, arte, avistamiento de pájaros, etc.”, asegura Muñoz. Hay cursos cortos –de menos de 80 horas- entre los que se encuentran, por ejemplo, cursos magistrales de 16 horas y los diplomados que van de 80 a 120 horas. También se consideran parte de la educación continuada formatos como seminarios, congresos y talleres.

Los cursos de educación continua en la hoja de vida demuestran tu interés por estudiar, actualizarte y estar a la vanguardia de lo que pasa en tu sector o área disciplinar.

Consejos a la hora de tomar un curso

1. Escoge una institución acreditada

Gracias a la tecnología encontrarás diferentes ofertas de cursos sobre un mismo tema, pero es importante que el curso esté respaldado por una institución acreditada. Esto te garantizará que “tiene todo el rigor y la calidad académica de las instituciones educativas”, según afirma el Director de Educación Continua del Instituto Forum de la Universidad de La Sabana.

2. Selecciona el formato

Debes tener en cuenta que los cursos cortos, o formatos como el seminario o congreso, tienen menor interacción. Los talleres y diplomados ofrecen más tiempo para resolver tus dudas con el profesor y para dialogar con tus compañeros.

3. Indaga sobre los profesores

Es importante que quienes dicten el curso tengan plenos conocimientos sobre el tema.

4. Busca un valor agregado

En general los cursos de educación continua entregan un certificado, así que procura escoger el que te ofrezca algo más. “La idea es que puedas aprender algo y que el curso te deje herramientas prácticas para poder utilizar en la vida diaria”, explica Muñoz. Un valor agregado, por ejemplo, sería que dentro del curso se haga un proyecto práctico o que te prepare para un examen de certificación en el área de estudio.

5. El costo

Analiza opciones, pues los valores cambian de acuerdo con la intensidad horaria, el tipo de profesor (si alguno de los profesores es internacional seguro va a costar más), el certificado que entregue, el área de estudio, entre otros factores.

QUIERO RECIBIR ASESORÍA ;