post thumb Un buen programa de educación en línea debe ser capaz de mejorarse rápida y constantemente.

Guía para elegir un buen programa virtual

Los procesos académicos usan diversas herramientas para que la formación de los estudiantes sea la adecuada de acuerdo con las necesidades y capacidades de cada persona. Antes de elegir un programa académico, es importante conocer las diferencias que presenta uno presencial y uno virtual, pues para algunos estudiantes es mejor aprovechar la conexión de manera virtual con los docentes y para otros es mejor aprender en cualquier momento sin la necesidad de tener conocimientos tecnológicos o conexión a Internet.

“Un buen programa de educación en línea debe pensarse desde el inicio bajo esta modalidad y debe ver a las Tecnologías de la Información y de las TIC como un elemento de apoyo, de gestión y seguimiento que permite la entrega de materiales educativos, cursos y mediaciones para una formación con calidad”, explicó Leonardo Corredor Toro, docente de la especialización en publicidad digital en modalidad virtual de la Universidad Central.

Los programas virtuales requieren de material gráfico y multimedia.

También la academia debe facilitarle al estudiante un ambiente virtual de aprendizaje apropiado, y un despliegue tecnológico como facilitador de la educación en línea, en el cual propenda el trabajo colaborativo.

“El mayor respaldo que debe tener un programa es la institución educativa y personas que estén detrás de él. El mejor programa de educación virtual debe ser el que se haya pensado siempre como tal, y en el que se esté dispuesto a repensarse en cada práctica educativa. En la virtualidad un programa debe ser capaz de integrar rápidamente los errores y siempre debe estar buscando su mejor versión”, agregó el docente.

Otro consejo es pensar que no hay camino corto en la formación; la duración de un programa virtual debe ser consistente con el nivel educativo que buscas.

“Si un pregrado debe tener de duración alrededor de 4 años, una especialización alrededor de un año y así sucesivamente, se debe pensar que un programa de educación virtual debería mezclar de manera práctica y armónica, lecturas de clase, talleres, prácticas de campo y encuentros sincrónicos con compañeros de clase y profesores”, indicó Corredor.

Luego de analizar tus capacidades y si quieres elegir un programa virtual debes tener presente que estos programas tienen sus propias reglas, como la atemporalidad, el contacto personal no presencial, las TIC y la autonomía del estudiante, entre otras cosas.

QUIERO RECIBIR ASESORÍA ;