Síguenos en: Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook  
  cerrar [x]
*Nombre de Usuario:  
*Clave:  
Olvidé mi clave  
curva derecha

¿Qué desea aprender?

Buscar

Patrocinado por:
Búsqueda avanzada »
Noticias de Educación
rss
curva derecha
VIE 10 AGO 2012
Jóvenes con diferentes limitaciones físicas y mentales no cuentan con herramientas para acceder a la educación superior, poca cobertura y preparación docente que les brinde conocimiento de calidad.
Comparte este artículo »
 
 

Sin ver, sin escuchar y hasta sin poder caminar, jóvenes en Colombia se dirigen a su lugar de estudio pese a que las instituciones no tienen las herramientas adecuadas para optimizar su proceso de aprendizaje.

Sergio Gonzáles tiene contados los pasos que da desde su casa para tomar el transporte urbano que lo conduce a su universidad. Sus oídos son sus ojos y los otros sentidos le ayudan de soporte mientras con su bastón se deja guiar por los sonidos.


"Nací con ceguera completa", asegura el estudiante de música de la Universidad de Caldas, quien añade que ha sido difícil desenvolverse en una sociedad que no está pensada para invidentes.


El salón en el que le corresponde tomar su clase de piano queda en el sexto piso y la institución no cuenta con ascensor para las personas con alguna dificultad física.


"Desde la academia por ejemplo, no hay iniciativas para integrarlos a la sociedad. Se debe contar con mejor infraestructura, tecnología de punta en beneficio de ellos y de los estudiantes que pagan matrículas muy costosas", afirma Sandra Camargo, tía del estudiante.

Tecnología en beneficio de la discapacidad

Sin embargo, existen universidades que le han apostado a construir edificios aptos para personas con impedimentos físicos. "Las rampas, ascensores y  entradas están diseñadas para que estudiantes y visitantes se desplacen con normalidad", sostiene Juliana Zapata, miembro de la oficina de Prensa de la Universidad El Bosque.


Entre el 10 y el 12% de la población colombiana tiene algún grado discapacidad, según cifras DANE. Solo en Bogotá, 900 mil personas son discapacitadas.

Por su parte, el pianista de 27 años, debe subir 67 escalones y atravesar pasillos por los que transitan alrededor de 30 personas por hora durante cada cambio de clase.

"He aprendido a sortear las dificultades, pero por ejemplo, alguien que desee subir con su silla de ruedas le queda imposible". Agrega que no solo hay problemas con las edificaciones antiguas, sino con que las bibliotecas no tienen libros de música en braile.


La realidad es que las academias no están preparadas para tener estudiantes con alguna limitación. Pedro Pablo Mejía, docente de la Universidad Javeriana, explica: "los profesores universitarios no recibimos algún tipo de capacitación especial para afrontar una clase con personas que tienen este tipo de características".

Por una igualdad de condiciones

A propósito del tema, esta semana se desarrolló el quinto Congreso Internacional de Diversidad en Habilidades "Rompiendo Limites", un evento apoyado por la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano, la Escuela Colombiana de Rehabilitación y el SENA, el cual pretende  retirar del lenguaje popular, términos como discapacidad y remplazarlos por diversidad en habilidades, todo con el fin de reconocer que en esta población hay un potencial intelectual que sirve para generar proyectos y empleo en el país.


"Las personas en condición de discapacidad, pese a la normatividad que existe en Colombia, están en abandono y no despiertan interés de parte del Estado, la familia, los empresarios y las instituciones educativas. Su realidad es tan compleja, que crecen como individuos sin derechos, sin oportunidades y ni siquiera son considerados ciudadanos", manifiesta el padre Antonio Ramírez, director de la Fundación Misioneros Divina Redención (Fudmir).

Sergio ante los retos que enfrenta decidió dictar clases para invidentes. Su meta es enseñarles a las personas que padecen de ceguera a interactuar con la música. "En la casa de cultura dicto tres clases semanales. He conseguido libros adecuados para nosotros y así ellos no padecen del problema que tengo, porque no veo lo que hay en un tablero", concluye.

 


 

Publicidad

pie caja notas multimedia
pie_caja_notas_educativas