curva derecha
Noticias de Educación
Oferta de
nuestras instituciones afiliadas

Conózcala aquí »

rss
curva derecha
VIE 01 SEP 2017
Ten cuidado con tus contraseñas, al conectarte a redes wifi y al compartir datos. Tu información puede caer en malas manos.
Comparte este artículo »
 
 
 
 

 Tu presencia en la web, en chats, correos electrónicos, redes inalámbricas, salas de cómputo, redes sociales, entre otras, requiere que le prestes atención a tu seguridad.

“En salas de internet o públicas lo ideal sería no digitar ninguna contraseña, porque esos sitios tienen un nivel de riesgo muy alto, pues prácticamente no existe un mecanismo que evite que externos capturen la información de los usuarios a través de los llamados ‘Key logger’, que son aplicativos diseñados para guardar toda la información digitada en las salas”, advierte John Martínez, gerente de negocios de Password Counsulting Services, compañía especializada en seguridad de la información.

Una de las recomendaciones de seguridad más frecuentes es cambiar las contraseñas por lo menos una vez al mes. Pero puedes hacer mucho más que eso. No solo basta con cerrar sesión al finalizar la navegación.

Antes de usar un equipo, verifica que tenga antivirus y que esté actualizado, también que no tenga ningún comportamiento extraño. Accede solo a redes wifi reconocidas, preferiblemente que te exijan previamente una contraseña de ingreso. No aceptes invitaciones de personas desconocidas en redes sociales o plataformas web y sé precavido al compartir información, al registrarte en páginas web y al hacer pagos en línea.

Perder la información puede ser un desastre, además de un peligro. Cuida tu privacidad. A pesar de que el ambiente universitario en general es seguro, no faltan manos escrupulosas que están al acecho de tus datos.

“El riesgo en las Universidades es menor porque cuentan con un administrador central de los equipos que permite que los usuarios estén más restringidos (…) Al cambiar las contraseñas intenta que sean distintas a las anteriores, también trata que tengan un nivel de complejidad alto, con símbolos, números y letras mayúsculas y minúsculas.

También cuida que todas tus cuentas tengan un factor de verificación doble, con un mensaje de texto al número celular, una llamada, preguntas o una alerta a un correo alterno, esto permite que la información no quede tan expuesta”, puntualiza Martínez.

“Es difícil recuperar una cuenta luego de que te han cambiado la contraseña, por eso, es importante verificar los mecanismos alternos de verificación que tiene cada cuenta y hacer un seguimiento periódico a cada correo o números de celular”, finaliza el experto en seguridad.

Lee también:

Se abre convocatoria para proyectos audiovisuales

 

Publicidad

pie caja notas multimedia