curva derecha
Noticias de Educación
Oferta de
nuestras instituciones afiliadas

Conózcala aquí »

rss
curva derecha
VIE 22 SEP 2017
Ambos pueden adquirir los mismos conocimientos. La metodología no determina superioridad o inferioridad. Depende de lo que tú hagas.
Comparte este artículo »
 
 
 
 

 Al momento de elegir lo que quieres estudiar, generalmente escuchas consejos de familiares y amigos no solo referentes a la carrera, sino a la modalidad. A continuación te damos argumentos a la hora de escoger un estudio virtual o presencial.

Según Rafael Minauro, in country manager de BPP University en Colombia, “las herramientas pedagógicas hacen que un estudiante en metodología virtual pueda desarrollar las mismas competencias que un estudiante en metodología presencial”.

Sin embargo, Lisbeth Milena Pineda, especialista en salud ocupacional, dice que a nivel de competencias es mejor la modalidad presencial, porque “se enfatiza más a nivel teórico - práctico y hay una resolución de situaciones en tiempo real. Además, se fomenta más la creatividad y el pensamiento”.

Pineda agrega que la educación virtual se presta para el uso de adicionales como Google e internet que facilitan la ejecución de los temas pero limitan la capacidad de análisis. El estudiante presencial, dice Pineda, gasta tiempo en desplazamientos, aumenta su estrés por el cumplimiento de horarios establecidos y experimenta choques sociales por manejo directo de actitudes y el irrespeto a las diferencias.

Más ventajas y desventajas

Rafael Minauro piensa que un estudiante virtual tiene como principal ventaja la flexibilidad. Quienes escogen esta opción son personas valoradas por utilizar eficientemente los recursos tecnológicos. ¿Desventajas? “Puede tener una menor interacción con los pares, aunque internet puede ayudar a salvar esta brecha”.

De igual manera, Pineda destaca como ventaja de estudiar virtualmente la disminución en tiempos y desplazamientos, el aprovechamiento de recursos tecnológicos y la autonomía de aprendizaje. Asimismo, que le exige a la persona mayor responsabilidad, respeto y organización.

Al final, todo depende de tus propias capacidades, intereses y recursos, pues los programas presenciales suelen ser más caros. Hay que contemplar además que un estudiante virtual puede encontrar dificultades con el manejo de plataformas por falta de asesoría y conocimiento.

Al buscar trabajo, ¿a quién le va mejor?

Algunos empleadores prefieren estudiantes egresados de programas presenciales, porque creen que ellos han desarrollado una mejor disciplina y tienen una garantía de formación.

Pero esta idea viene cambiando aceleradamente y los empleadores reconocen que los egresados de programas virtuales, “además de dominar los fundamentos teóricos, son profesionales con disciplina, dominio de la tecnología y con habilidades y competencias perfectamente equivalentes a las de sus pares egresados de programas presenciales”, expone Minauro.

Lee también:

Aprende a comunicarte en lenguaje digital

 

Publicidad

pie caja notas multimedia