Hay 1.5 millones de niños y adolescentes que no van al colegio en Colombia: Unicef

Pobreza, falta de infraestructura y desinterés hacen parte de las causas.

Noticias de Pregrado /
Unicef advierte deserción a causa de pobreza y falta de interés. Foto: 123rf.com
Unicef advierte deserción a causa de pobreza y falta de interés. Foto: 123rf.com

Unicef arrojó un dato muy preocupante: alrededor de 1.5 millones de niños, niñas y adolescentes en Colombia, entre los 5 y 16 años, no van al colegio por distintas razones. La inequidad social y económica es la principal causa de este panorama.

Según Ana María Rodríguez, especialista de educación de Unicef, aunque en las principales ciudades del país existen centros de educación gratuita, hay familias que no tienen para comprar uniformes o útiles, lo cual se vuelve un impedimento. También dijo que hay crisis sobre el valor de la educación, es decir, los padres no reconocen a la educación como indispensable para sus hijos en muchas regiones.

“Esa falta de conocimiento sobre la importancia de la educación se impregna en niños y niñas, si a eso le sumamos que algunos colegios no tienen la capacidad de convencer o atraer los estudiantes, los chicos no encuentran una razón para ir o quedarse en el colegio. También aparecen ‘otras oportunidades’ como empezar a trabajar o tener una familia a edad temprana”, señaló.

Datos de la Unicef advierten que de cada 100 estudiantes que en Colombia entran al primer grado, solo 46 llegan al grado 11 sin desertar ni repetir ningún año. De los estudiantes que se gradúan y presentan las pruebas Saber 11, el 54% de jóvenes de colegios públicos sacan puntajes en los niveles mínimos de competencia.

Población de las regiones, la más afectada

Según Rodríguez, la situación es mucho más grave en las zonas de mayor vulnerabilidad, como las rurales y dispersas.  Explicó que en los niños indígenas las cifras son aún más angustiantes y que la baja calidad de nuestro sistema educativo sigue siendo un reto para la entidad.

“La paz es mejor que la guerra, y en territorios donde las confrontaciones puedan haber bajado los colegios dejaron de ser centro de ataques. Sin embargo, en muchas de nuestras regiones las acciones armadas siguen y los niños están en riesgo de tener algún encuentro con el conflicto”, manifestó.

Y agregó: “Todavía hay situaciones de conflicto armado que hacen que los caminos sean difíciles, los estudiantes no pueden llegar porque hay muchas trochas y caminatas de horas, hay presencia de minas y las niñas están expuestas a violencia sexual”.

Los datos de la Unicef se dieron a conocer en su campaña “Los derechos invisibles”.

Comentarios