Las cajas de compensación y la educación superior

Las Cajas además de brindar servicios de recreación también tienen una atractiva oferta para acceder a la educación universitaria.

Noticias de Orientación /
La oferta de estas entidades responde a las necesidades de distintos ámbitos. Foto: 123rf.com
La oferta de estas entidades responde a las necesidades de distintos ámbitos. Foto: 123rf.com

Las cajas de compensación son organizaciones que buscan disminuir las brechas sociales, ofreciendo servicios que suplen algunas de las necesidades básicas, entre ellas, la educación en todos los niveles.

En 2007 el Ministerio de la Protección Social expidió el Decreto 2581 en el cual se autoriza a las cajas de compensación para crear instituciones educativas que ofrezcan formación técnica y tecnológica. Algunas de ellas ampliaron su oferta hasta constituir universidades y ofrecer programas profesionales.

Lo anterior significa que las grandes cajas ya no solo ofrecen espacios para aprovechar el tiempo libre, sino que también tienen una amplia oferta en educación con alta calidad y costos accesibles para todos sus afiliados.

La Asociación Nacional de cajas de compensación, ASOCAJAS, señala que parte de sus objetivos es "crear espacios educativos con alta calidad para los hijos de los afiliados, ofrecer a los trabajadores opciones de formación en el campo laboral y brindar soluciones educativas que impacten las necesidades sentidas de las empresas y familias colombianas".

Como vemos, la oferta de estas entidades responde a las necesidades de distintos ámbitos. En principio ofrece a los jóvenes acceso a la educación; a los trabajadores y las empresas les brinda capacitación y actualización según el mercado; y a nuestros padres la opción de financiar nuestra carrera.

Según las cifras de ASOCAJAS, "hoy los programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano cubren cerca de un millón de trabajadores que se actualizan en no menos de 50 programas orientados a la formación en competencias laborales".

Y las opciones de formación técnica, tecnológica y profesional no se quedan atrás. Por lo menos 22 de las 43 cajas existentes cuentan con programas de formación propios, que abarcan un abanico que casi alcanza los 200 programas en los distintos niveles.

¿Qué me ofrecen estas organizaciones?

La oferta específica de educación superior depende de cada caja de compensación, sin embargo existe un estándar general de financiación y acceso a la formación, que ASOCAJAS resume así:

* Créditos blandos para educación superior. Las cajas de compensación ofrecen créditos blandos a sus beneficiarios a través del Fondo de Crédito Educativo.

Para acceder a ellos basta con estar afiliado como beneficiario y realizar los trámites pertinentes ante la entidad que generalmente implican la aceptación en un programa académico debidamente registrado.

* Oferta de programas propios en distintos niveles. El proceso de admisión a los distintos centros educativos de las cajas responde al de cualquier otra universidad. Los méritos son lo primero, la capacidad de pago va después.

Comentarios