Qué expectativas tienen las empresas con un administrador de empresas

Conozca lo que no debe faltar en su carta de presentación.

Noticias de Posgrado /
Mantener la calidad laboral del profesional es una tarea ardua y constante. Foto: 123rf.com
Mantener la calidad laboral del profesional es una tarea ardua y constante. Foto: 123rf.com

A la hora de seleccionar un administrador, las empresas analizan mucho más que una tarjeta profesional. La experiencia laboral y los ambientes en que se han desarrollado, las referencias, las buenas prácticas, los voluntariados y los estudios de posgrado son algunos de los puntos en los que los cazadores de talento se detienen a analizar.

Más que un profesional que se ajuste al salario ofrecido, las empresas buscan un profesional íntegro, que sea capaz de aportar un valor agregado de real importancia a la compañía. En términos generales, todas las empresas buscan administradores con las siguientes características:

Profesionales versátiles: en el campo del saber administrativo es muy importante estar abierto al cambio sobre la marcha. Cambiar no siempre significa reconocer un error. Muchas veces los factores externos alteran las condiciones, y se vuelve necesario modificar las tácticas internas para adaptarse al cambio. Esta versatilidad habla del buen profesionalismo del administrador.

Mentes abiertas: un administrador debe poder manejar las distintas áreas de una compañía, ser garante de la productividad y la eficiencia pero también del funcionamiento orgánico entre los distintos sectores funcionales para lograr buenos resultados.

Personas visionarias: predecir las condiciones del mercado no forma parte de la futurología sino de la habilidad que deberá tener todo administrador para evitar contratiempos y hacer un buen uso de las oportunidades que se presenten a la compañía. Estar un paso adelante es una gran ventaja en las condiciones del mercado actual.

Seres capacitados: la educación académica, tanto de pregrado como de posgrado, es un paso elemental en la formación del profesional en tanto brinda las herramientas necesarias para la vida laboral. Saber analizar, interpretar y anticipar los cambios que se producen en el entorno son habilidades que se aprenden, y que posibilitan el óptimo desarrollo de las compañías.

Mantener la calidad laboral del profesional es una tarea ardua y constante. Los estudios de posgrado son la mejor herramienta para lograrlo.

Comentarios