Oportunidades universitarias para las minorías étnicas

La participación de estas poblaciones, aunque aún es incipiente, responde a la necesidad de un país más inclusivo en la educación superior.

Noticias de Pregrado /
 Una de las comunidades que ya comienza a hacer presencia es la comunidad gitana. Foto: 123rf.com
Una de las comunidades que ya comienza a hacer presencia es la comunidad gitana. Foto: 123rf.com

En las universidades e instituciones de educación superior cada día es más frecuente encontrar colombianos que hacen parte de culturas étnicas locales, que integran las aulas en busca de una profesión, afrocolombianos, indígenas y gitanos lideran las listas. 

Actualmente estas comunidades tienen prioridad en cuanto a los procesos de admisión para que puedan desarrollar proyectos comunitarios en la universidad.

Las instituciones públicas cuentan con cupos para dos personas pertenecientes a minorías étnicas por semestre en cada facultad que, aunque deben competir entre quienes clasifican por estos mismos cupos y deben obtener los mejores resultados en sus procesos de admisión, no se les exige los puntajes del Icfes (en algunos casos), obtienen mayores asesorías de orientación vocacional y durante los procesos académicos.

Según Caroline Walker, coordinadora del Centro de Orientación y Acompañamiento Académico de Estudiantes, de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), "hemos contado con una fuerte presencia de comunidades indígenas, gitanas y afrocolombianas, entre otros".

Una de las comunidades que ya comienza a hacer presencia es la comunidad gitana que busca también un espacio académico que les provea un desarrollo propio.

La UPN cuenta con acompañamientos especializados que respondan a las necesidades de las comunidades a las que pertenece cada estudiante, buscando un enfoque directo que lleve a la investigación de sus propias problemáticas, con un enfoque pedagógico. Según Walker, es la manera de aportar un liderazgo que promulgue las enseñanzas aprendidas.

Frente a estas iniciativas, instituciones como el Icetex abre anualmente convocatorias para comunidades indígenas y afrocolombianas, a través de créditos que pueden convertirse en becas si el estudiante demuestra que se ha graduado con excelencia académica y que su proyecto satisface necesidades de su comunidad.

Por otra parte, aunque depende del tipo de crédito al que se aspire, es posible no respaldar el préstamo con un codeudor así como cubrir los gastos de matrícula, sostenimiento e incluso, los recursos económicos del proyecto de grado.

Es importante, en estos procesos, demostrar que el aspirante no cuenta con los recursos económicos para sostener una carrera profesional, que la universidad a la que quiere ingresar esté avalada por el Ministerio de Educación y contar con un correo electrónico con el que se pueda comunicar con las instituciones involucradas.

Catalina López Fernández

Comentarios